Sincronizar carpetas con Filezilla

Sincronizar ficheros

Sincronizar carpetas remotas con un directorio temporal era una de las tareas usuales que se necesitaba realizar hace unos cuantos años cuando la web era más artesanal. Hace algún tiempo, las páginas eran html, hechas en gran parte a mano picando código, y sin mucha ayuda de bases de datos ni CMS como ahora. Por eso, gran parte de la programación, creación y diseño se hacía en una carpeta local de tu ordenador, y los cambios se iban subiendo gradualmente a tu hosting remoto.

Hace años, el ftp era el sistema de transferencia de archivos a través de la red maestro desde el que se hacía todo, y con el que se subían los cambios que realizabas en tu web. Hoy en día se sigue usando para cargas iniciales o cambios pequeños en el código directo de algunos archivos, como cuando quieres modificar el .htaccess. Aún así, el usuario medio apenas lo usa. Y es que como decía antes, un CMS permite manejar tu web casi de forma completa sin tener que acceder a los archivos del servidor.

Para qué sirve la sincronización en un FTP

Actualmente hay muchos clientes ftp, muchos de ellos gratuitos. El más usual y famoso es el filezilla, de código abierto y creado a partir de las aportaciones de muchos usuarios. Con este software multiplataforma se puede acceder y trabajar con el protocolo ftp de forma sencilla.

No entraré en detalles de como usarlo, pues es bastante sencillo. Lo que me interesa ahora mismo comentar es una de las funciones que hace poco necesitaba y encontré en este software. Una de las cosas buenas que tenían algunos clientes ftp hace años era una característica llamada sincronización. Con esta opción, podías comparar los archivos que tenías en tu disco local con los que había remotamente, y si había diferencias, igualarlos con la versión más nueva.

Gracias a este sistema, puedes tener una copia de tus archivos en local, trabajar con ellos, y con un sólo botón subir sólo lo que hayas modificado. Así mismo, si veías archivos en remoto nuevos, podías descargarlos con facilidad sin tener que revisarlos todos. Era el software el que te chivaba qué documentos tenían cambios.

Sincronizar ficheros

¿Cómo paso todo esto sin morir en el intento?

Cómo usar un ftp como copia de seguridad

Este sistema se puede extrapolar al concepto de copia de seguridad. Imagina que tienes en un ftp remoto archivos que quieres copiar en tu máquina. O imagina justo lo contrario, un directorio que tengas en tu ordenador al que quieres realizarle una copia de seguridad. Pues con un sistema ftp sincronizado, puedes usar por ejemplo un NAS conectado a internet, o un hosting para guardar toda esa información.

Es cierto que hoy en día se puede usar el almacenamiento en la nube que te ofrecen muchos proveedores, gran parte de forma gratuita. Pero, ¿y si quieres tener almacenamiento en casa sin tener que salir a internet? Esto consume ancho de banda, y para grandes archivos puede ser lento. ¿Y si no quieres tener tus datos dando vueltas por una nube posiblemente insegura?

Para eso, por ejemplo, han nacido los anteriormente mencionados NAS. Estos dispositivos son básicamente discos duros que se conectan a la red de casa o del trabajo, y te permiten acceder a ellos desde cualquier lugar. Si los conectas a internet, además podrás acceder desde fuera, pero eso es otra historia.

Así pues, si tienes un NAS en el que quieras tener archivos a tu disposición, y una máquina con esos archivos sincronizados, puedes hacerlo con filezilla mediante ftp.

Como sincronizar carpetas con filezilla

Y esto nos lleva al caso que tenía ahora mismo en casa. Este finde me he traído algo de trabajo a casa, pero todo estaba en la máquina de la oficina. Pues aprovechando que tengo un FTP montado allí, lo más sencillo que se me ha ocurrido para trabajar en local desde casa y que no fuera muy lento, ha sido subir todo a una carpeta del ftp. Y pensando en las utilidades del pasado de sincronización, he visto que filezilla tienen un apartado para eso. Sinceramente, busqué poco, y tras instalar un par de softwares gratuitos, acabé ahí. Hay opciones como classic ftp. Este lo instalé, pero su interfaz vieja no me dio buena espina. Tras configurarlo, al darle al botón de sincronizar no vi mucha transparencia en el proceso, y no sabía que se estaba sincronizando. Para colmo, cuando me puse a trabar un poco y cancelar una subida, el programa se colgaba. También probé Cyberduck, pero tampoco lo vi demasiado claro.

Así que al final, me quedé con filezilla, que aunque parece un poco escaso en opciones, para mí era suficiente.

¿Cómo se pone en marcha? Te mostraré cómo lo resolví este fin de semana, y cómo pude trabajar en casa subiendo y actualizando todo.

Cómo configurar filezilla para usar sincronización

Lo primero, obviamente, es tener filezilla instalado y un espacio ftp, ya sea en tu NAS, o en un servidor web.

Vale, ahora hay dos escenarios. En el mío, en ftp remoto tenía los archivos con los que quiero trabajar, descargar, y sincronizar cuando los vaya cambiando. Por lo tanto, el primer paso es en mi disco local crear un directorio donde vamos a sincronizar todo. Creamos, por ejemplo, un directorio llamado “ftp remoto” en el escritorio. Por supuesto, puedes crearlo donde mejor te organices, pero para este ejemplo nos lo dejamos ahí.

Tras eso, hay que configurar en filezilla un nuevo sitio con los datos de tu ftp, indicando el usuario y contraseña que tengas definido. La parte importante para configurar la navegación sincronizada está en la segunda pestaña. Ahí hay que indicar el directorio local predeterminado. Deberemos poner el que acabamos de crear. En este ejemplo era la carpeta “ftp remoto”. Deberás añadir el directorio remoto por defecto. En mi caso, simplemente he dejado la “/” para indicar que los archivos están desde el raiz del ftp, o sea, todos.

Opciones filezilla sincronización

Por último, hay que marcar la casilla de “Usar navegación sincronizada“. Esta opción hará que cuando te muevas por tu disco local (por ejemplo), automáticamente la ventana derecha irá al directorio homólogo remoto.

Señalando la opción de “Comparación de directorios“, cuando estés navegando por todos los directorios, aparecerán en color las carpetas o ficheros según su sincronización.

Tras configurar eso y conectar, veremos el interfaz de filezilla con las típicas dos ventanas a cada lado. La de la izquierda es tu contenido local, y la de la derecha el remoto. Ahí se verán las carpetas y archivos a medida que avances por los directorios. La ventaja de hacer configurado la sincronización y comparación de directorios es que el sistema se mueve por la parte local y remota al mismo tiempo, y marca en colores las posibles diferencias en el ambas ventanas.

En amarillo saldrán los directorios que no contienen lo mismo, o los que son ficheros distintos. También señalarán los objetos que existen en un lugar, ya sea remoto o local, y no existen en el otro lado. De esta forma podrás observar de un vistazo qué hay raro, y actualizarlos si necesitas guardar los cambios.

No existe en remoto

Color cuando hay algún tipo de error en la sincronización de directorios de Filezilla

En verde te saldrán los archivos que están correctamente sincronizados, y que no deberás actualizar, porque ya están ok. Con esto, de un vistazo rápido ya sabemos si está todo bien o hay que subir o bajar algún archivo. Ya sabes que esto se hace simplemente con el botón derecho sobre el objeto que quieras transferir, y dándole a “subir”.

En cuanto hagas esa acción el archivo saldrá en verde indicando que está sincronizado. Saldrá en verde el más reciente en tiempo, lo cual no indica que sea diferente, sino simplemente que es lo último que se ha movido. Por ejemplo, en la foto anterior le he dado al directorio de prueba con el botón derecho, he subido la carpeta, y ahora este es el resultado:

Sincronizado ok

Sincronizar carpetas en Filezilla de forma correcta. Ahora sale en verde.

Existen opciones adicionales que te permiten configurar la forma de ver las comparaciones. Están arriba, en el menú de Ver/Comparación de directorios. Son bastante completas para buscar las diferencias exactas de lo que buscas:

Opciones Filezilla

Menú de opciones para configurar la vista de la sincronización de ficheros

Estas opciones las tienes bien explicadas en la wikipedia de filezilla, por si le quieres echar un vistazo. Aún así, son muy sencillas de ver y entender.

Conclusiones

Aunque ya no se use demasiado el ftp, para mi gusto, gracias a su velocidad y capacidad de transferir ficheros, tanto en internet como en local, es un protocolo que aún tendría en cuenta para muchas cosas. Y esta sincronización para trabajar con ficheros localmente y actualizarlos posteriormente en un sitio remoto es una de esas utilidades. A mí me sirve de mucho para trabajar con archivos grandes de fotografía o diseño cuando estoy en casa. Quizá tú también le puedas encontrar utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *