Política de cookies

Política de cookies

En esta página te presento la política de cookies, con la finalidad de informarte claramente y sin tapujos sobre las cookies que se utilizan en este blog.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un trocito de texto a veces sin sentido que las webs por donde pasas envían al navegador (el que uses, ya sea Chrome, Explorer, Firefox o lo que sea) y que permite que la página web recopile algo de información sobre las visitas que vas haciendo. Esa información suele ser el idioma preferido, o los post que has visitado, o cosas así para que la próxima vez que visites el mismo sitio estén guardadas tus preferencias y no tengas que configurarlas de nuevo. Esas cosas no se recuerdan así por que así, sino que son esos pequeños ficheritos llamados cookies. Gracias a ellos, la experiencia de navegación en las webs que ya has visitado es mejor.

Tipos de cookies

Hay básicamente dos tipos de cookies que se pueden guardar en el explorador: las cookies propias y las cookies de terceros.

Aparte de eso, se pueden también clasificar en otros dos tipos, dependiendo del tiempo que estas cookies estén vivas y almacenadas en el navegador del cliente. Esas pueden ser cookies de sesión, que se borran en cuanto sales de la página, y cookies persistentes, que se mantienen siempre para cuando vuelvas de nuevo conocerte un poco mejor.

Aparte, existen otra forma adicional de ordenarlas, y son por la finalidad para las que han sido creadas: cookies de personalización, cookies de análisis, cookies técnicas, cookies publicitarias y cookies de publicidad de comportamiento.

Esto ya es un poco más extenso, pero si quieres informarte mejor puedes consultar la Guía sobre el uso de las cookies de la Agencia Española de Protección de Datos, que para eso la hacen.

Cookies utilizadas en la web

Y ahora al lío de las cookies específicas de esta web.

La página web de www.vicentebarcelo.com utiliza Google Analytics, que como sabrás es un servicio de analítica web de Google. Con esto se puede medir y analizar la navegación en mi página web. Así puedo analizar los datos de quién entra, qué le gusta, y así mejorar en el contenido orientándolo hacia lo que os interesa. Esta es una cookie de servicio. Según los tipos que hemos visto antes, se trata de una cookie propia, de sesión y de análisis.

Esta cookie es anónima totalmente, pues Google convierte tu información en anónima truncando la dirección IP antes de almacenarla, de forma que Google Analytics vale para recaudar información real ni personal del que visita el sitio. Es meramente estadística, y sólo se puede saber más datos si legalmente se la pide alguien muy gordo de la administración.

Otra de las cookies que se descargan es una cookie de tipo técnico denominada PHPSESSID. Esta cookie almacena un identificador único por sesión a través del que es posible vincular datos necesarios para posibilitar la navegación en curso. Es para navegar bien por la web de WordPress.

También hay una cookie precisamente para indicar si has aceptado o no la navegación con cookies. Es para que no te vuelva a salir la típica barrita que te dice que vas a navegar con cookies cuando entras en la web. Sin esta cookie, estaría dandote la brasa siempre preguntándote lo mismo. ¿Ves para lo que sirven las cookies? Esto es lo que se llama “mejorar la experiencia de navegación”

Aceptación de la política de cookies

Así pues, cuando sale el mensaje, si pulsas “¡Venga, acepto!”, asumo que has aceptado el uso de cookies. Pero es que para colmo, si no las usas, la navegación por la web va peor.

Cómo modificar la configuración de las cookies

Ahora el tema. Si no quieres por una extraña razón usar las cookies, puedes restringirlas, bloquearlas o incluso borrarlas de tu explorador, ya sean las de www.vicentebarcelo.com o la de cualquier página web usando las opciones de tu explorador. Eso sí, en cada navegador la forma de hacerlo es diferente, y no puedo ayudarte con todos, pero básicamente estará en las “opciones avanzadas”, el algún lugar que hable de cookies. Buscar la forma en Google también ayuda. Busca “bloquear cookies + [el nombre de tu explorador]”, y seguro que lo encuentras.

Por cierto, si has llegado hasta aquí leyendo esto, por favor, mándame un formulario de contacto diciéndomelo, porque mereces que te felicite. Esto no se lo suele leer nadie jamás en el mundo.