Ayer descubrí una pequeña aplicación para grabar la pantalla de tu pc con un programa increíblemente liviano. Loom es una extensión de Chrome que se instala con un simple click, y que te permite grabar durante unos 10 minutos todo lo que haces en tu equipo. Con opciones muy intuitivas te deja configurar si quieres grabar toda la pantalla o una aplicación en concreto para que no se muestre el escritorio.

Adicionalmente te permite grabar audio o incluso un overlay de la webcam. Cuando digo overlay, para los menos listicos, me refiero a suporponer una imagen, en este caso tu careto, sobre el vídeo que estás grabando.

Grabar la pantalla con Loom

Hasta aquí la única particularidad que parece destacar es que es gratuito, ¿no? Bueno, también he contado que no requiere instalación al ser una extensión de Chrome que se integra con facilidad.

Pues su gran potencial reside entre otras cosas en que cuando acabas la grabación, esta se queda almacenada en una nube. Esto significa que no necesitas grabarla en local, no necesitas espacio en tu disco. Cuando todo se acaba, la utilidad te dará una URL donde estará tu video, como si fuera uno de YouTube. Y fíjate en el tremendo potencial de esto. Cuando te pasa el link, puedes enviarlo por correo a quien quieras sin tener que mandar el vídeo completo.

Para qué usar Loom

A bote pronto, se me ocurren varios usos super majos:

  • Para compartir una acción de soporte de cómo hacer algo cuando alguien te pregunta. Esto tiene gran potencial cuando ese alguien es un cliente. Si te preguntan cómo se hace una cosa, puedes grabarlo desde tu ordenador y enviarle un link. ¡Guau! No hace falta que escribas, y encima, cuando se lo mandes, será mucho más fácil de entender. Y para colmo, el cliente flipará con tu nivel de soporte. Esto es brutal.
  • Para hacer tutoriales a gente conocida. Como el caso anterior, pero en plan amigos, o si estás en tu empresa, para enseñarle a tu gente cómo hacer cosas.
  • Para recordar cómo haces las cosas que haces. Por ejemplo, si estás probando algo que quieres recordar para documentarlo, puedes hacerlo grabándolo para posteriormente descargar el vídeo o dejarlo en la web.
  • Para pedir ayuda. Imagina que se te rompe algo, o falla tu sistema al hacer una cosa. Puedes grabarlo en vídeo y enviarlo a soporte con el fallo para que puedan verlo en acción. Esto es una estupenda ayuda para los que tienen que solucionarte tu problema.

El funcionamiento de Loom es sencillo. Lo único es que aparte de grabar la pantalla como ya indiqué, tienes que darte de alta en su web para poder acceder al portal en la nube. Desde ahí podrás listar todos tus vídeos y copiar sus URLs. Este dashboard te indicará también cuánta gente ha visto cada vídeo. Si quieres podrás borrar desde allí el vídeo que quieras de forma que deje de ser accesible.

Además, por la parte de privacidad, te permite ponerle claves a los vídeos que quieras, de forma que permanezcan en privado.

Resumiendo

Sinceramente, me ha parecido una extensión fenomenal para hacer con un simple click grabaciones de todo lo que quieres compartir de forma fácil y rápida. Y enviar la URL a la gente que quieres es tan sencillo que se hace una herramienta indispensable para muchos entornos de trabajo.

Por cierto, ¿dije que era gratis? Pues, ale, instalarla ahora mismo desde aquí.